slider imageslider imageslider image
Fray Luis Amigo

Imagen de Fray Luis Amigo.

Sobre Nosotras

En el Santuario de la Virgen de Montiel (Benaguacil – Valencia – España), el 11 de mayo de 1885 fue el día marcado en el reloj de Dios para que –por la acción del Espíritu Santo comenzará su trayectoria histórica la Congregación de Hermanas Terciarias Capuchinas de la Sagrada Familia como fruto espiritual del trabajo del capuchino Luis Amigó y Ferrer –Fray Luis de Massamagrell-, con la Tercera Orden Seglar.

Para el grupo de jóvenes de esta Tercera Orden, que deseaban un mayor compromiso  escribió el Padre Luis Amigó las Constituciones. Pero antes de que se llevase a cabo la fundación canónica, unas piadosas mujeres que venían haciendo vida conventual en el Santuario de la Virgen de Montiel pidieron ser admitidas en el nuevo proyecto de vida. El Padre Luis las acogió. Estos dos grupos fueron la base de la fundación de las Hermanas Terciarias Capuchinas de la Sagrada Familia.

Somos una familia, que nos sentimos convocadas por el Espíritu de Jesús a vivir con Él, y como El para servir a los hermanos en medio del mundo. Nuestra vida se caracteriza por la alegría, la sencillez en nuestras relaciones, en la acogida y hospitalidad y la confianza en la providencia de Dios, actitud característica de nuestro Padre Fundador.

Busto de Fray Luis Amigo

Placa Conmemorativa del busto de Fray Luis Amigó

Virgen De Montiel BENAGUASIL

Historia

El Santuario y las terciarias Capuchinas. Las hermanas Terciarias Capuchinas desde su fundación han vivido y custodiado el Santuario de Ntra Sra de Montiel. Desde allí iniciaron su misión en 1885, descendiendo gustosas del monte para atender y entregar la vida cuidando a los apestados del cólera en Benaguacil, el pueblo a donde está enclavado el Santuario y en Masamagrell donde se fundó el primer orfanato con los niños huérfanos del cólera y en cuya epidemia murieron cuatro hermanas.
La Congregación se fue extendiendo por cuatro continentes para compartir las alegrías y tristezas de los hermanos más necesitados haciendo realidad la actitud misericordiosa de Cristo Buen Pastor y llevando la devoción a la Virgen de Montiel a cuantos lugares donde haya una Terciaria Capuchina
Durante la guerra civil española el Santuario fue abandonado y quedó en ruinas. En 1949 afrontando grandes sacrificios y penalidades, la Madre Manuela de Almoines, Terciaria Capuchina, emprendió la reconstrucción. Con tesón y amor a la Virgen logró reavivar el amor de los hijos de Benaguacil a su patrona, un tanto olvidada, que ofrecieron su ayuda y colaboración para dicha reconstrucción. Hoy siguen honrando y agradeciendo a la Madre que vela por sus hijos e hijas, tantos favores recibidos de ella.



Nuestra Señora la Virgen de Montiel.

Ultimas imágenes realizadas

Muestra de imágenes de las instalaciónes y alrededores.

Agradecimientos

Pasados estos días os quiero dar las gracias como presidente de Confer Diocesana por vuestra acogida tan contagiosa y fraterna.

Gozamos mucho en vuestro Tabor y oímos con mucha claridad la voz de lo alto. Este es mi hijo amado.

Yo me quede impregnado de vuestras raíces carismáticas que me llevaron a gustar la pobreza de las Bienaventuranzas. seguid desde esa altura hermosa trasmitiendo ese evangelio puro.


Un fuerte abrazo P. Javier Vindel... 

Compartir...Share on FacebookTweet about this on TwitterEmail this to someone